Siete niveles de relaciones en la Iglesia

115

relaciones en la IglesiaLas relaciones en la iglesia creadas y formadas por el amor de Dios y establecidas y mantenidas en la unidad del Espíritu son los pilares de la Iglesia que el Señor está construyendo en la actualidad. A medida que el Señor sigue sacudiendo todo lo que puede ser sacudido en el siglo 21, estamos llegando a darnos cuenta de que nada más que el amor permanecerá.

Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros. Como yo os he amado, así que améis unos a otros. Por esto conocerán todos que sois mis discípulos, si se aman los unos a los otros”.

La última afirmación es una muy importante en la Biblia – el principal sello distintivo del discipulado es el amor ágape. Es el rasgo más importante por el cual se conoce a un verdadero discípulo. Si no tenemos eso, todo lo que construimos está siendo literalmente construido sobre la arena.

Mientras organizaciones basadas en doctrinas caen, y relaciones basadas en agendas o el todopoderoso dólar se derrumban, podemos empezar a  comprender qué tan serio es Dios sobre todo esto. Nada más que el amor de Dios permanecerá en el final. Las relaciones en la iglesia son la prueba de que tal amor existe.

Hoy en día muchos persiguen causas nobles como la unidad de la ciudad, oración por las naciones, justicia, paz, y el Avivamiento en los Estados Unidos con la esperanza de que la magnitud de la tarea de alguna manera nos reúna. Nuestras relaciones temporales y superficiales no han sido capaces de sostener la tarea con el tiempo. Tan pronto como la fanfarria inicial asociado a un proyecto se va, la efervescencia se ha ido como una lata de Coca Cola abierta bajo un sol abrasador, y con ella toda la energía para la causa. Nuestros esfuerzos proseguirán sobre lo que nuestras relaciones pueden llevarlos—no más lejos.

Otro desvío a verdaderas relaciones cristianas es la llamada “búsqueda de Cristo” en nuestras reuniones. Nos interesamos por lo que usted comparte siempre y cuando no sea real y personal, siempre y cuando la conversación sea sobre cosas mística, ideales, y cosas “espirituales”. Hablemos de las “cosas profundas de Cristo”, pero por favor no traiga nuestra realidad de la falta relacional entre nosotros, o hable de los pobres, o por qué no demostramos su amor hacia los demás. Yo lo llamo mini-Iglesia, porque es el mismo sistema institucional, pero en un contexto más pequeño. La prueba de que no es Cristo, es que la próxima vez que probablemente hablen unos con otros, será la próxima vez que se programe una reunión. La reunión es el vínculo, no las relaciones en la iglesia vista en el amor entre los hermanos.

Recientemente la sensación global de “Coaching” ha entrado en la vida cristiana. Les vamos a ayudarle a entrenar para que tengan éxito ellos dicen. No es más que un falso cristianismo glorificado asesorando por una tarifa. En primer lugar, el cristianismo es conocido por la fidelidad y no por el éxito. En segundo lugar, una verdadera fidelidad siempre nos va a costar hasta el punto de sacrificio.

“De cierto os digo, que, a menos que el grano de trigo caiga en tierra y muera, queda solo; pero si muere, produce mucho fruto.

 Quite el dinero de por medio y verá la rapidez con la que los llamados “Coaches” se desaparecen también. Este tipo de entrenamiento está muy bien para relacionarse con el mundo pero no para Su iglesia. Las escrituras hablan de discipulado a través de las relaciones familiares: padres/madres, hermanos, hermanas. La verdadera familia daría su vida por sus hermanos. El asalariado “Coach” se pierde cuando el dinero deja de fluir.

Ya que estamos en el tema de desvíos ¿qué hay de la casa popular del movimiento “Casa de oración”? La gente viene a adorar a Dios y orar juntos por horas en un edificio sin formar relaciones profundas reales. Se trata de estar en su presencia. Pues bien, ¿cómo se puede estar en la presencia de Cristo por tantas horas y no tener la naturaleza de Cristo después por su hermano? Si realmente descansa su cabeza en el pecho del Señor, no puedes evitar de salir con Su latido por un mundo herido. No existen vidas sacrificadas aquí. Ser devoto a la oración puede ser un escondite para aquellos que no pueden afrontar el arduo trabajo de construir relaciones en la iglesia que duren.

Fijarse en la manifestación de señales y maravillas sobrenaturales es también otra distracción tentadora. Las obras sobrenaturales son el resultado de la fe, y la fe obra por el amor. El enfatizar y enseñar técnicas espirituales a “Desprender lo sobrenatural” es un atajo carnal que intenta eludir el requisito costoso de amor en la relación. Donde abunda el amor, el poder sobrenatural fluye tan fácil como caerse de un tronco, cuando no nos importa quién se lleva el crédito, y  de quien va ser el curriculum y ministerio que se construye a través de la manifestación de ese poder. No necesitamos gastar cientos, ni miles de dólares, yendo a “escuelas del Espíritu Santo” para aprender las técnicas de lo sobrenatural. El Espíritu del Señor está produciendo hijos e hijas, y no técnicos que ven a los demás como objetos de prueba para su gran destreza en el espíritu. Si nos faltan manifestaciones sobrenaturales en nuestro medio, es una falta de amor, no una escasez de energía.

Se ha dicho que el mayor enemigo de Dios es lo bueno  que podemos hacer hoy y no lo mejor. El enemigo ama mantener a la iglesia centrada en las (causas) menores para que no se concentren en el (amor) mayor que, a largo plazo producen todas esas cosas que todos queremos.

Una vez más, no quiero estereotipar aquí, y sí hay algunas excepciones agradables en todos los sistemas. Sin embargo, la verdad es que la mayoría de los cristianos están viviendo en una ilusión egocéntrica con sus propios líderes que le profetizan lo que sus oídos curiosos quieren escuchar.

Lo sé. Yo estuve ahí. Durante años habría discutido con usted que la base de todo lo que hicimos era el amor, pero simplemente no era cierto. Pastoreé durante 16 años en el sistema religioso hasta 2003, y la gente sigue llegando hasta mí todo el tiempo y me preguntan si los recuerdo. Dependiendo del nivel de relación que teníamos en ese momento, a veces puedo acordarme de ellos. Las relaciones débiles no se mantienen de forma natural donde estaban la última vez que nos vimos. Puesto que el amor no es el principio fundamental detrás de las relaciones institucionales, ellas toman un gigante vuelo en picada cuando la función de pastor-miembro en el sistema religioso ya no existe.

Quiero presentar un gráfico de relaciones con la esperanza de que el Espíritu Santo les ayudará a hacer un inventario honesto de sus relaciones actuales. No será una sorpresa que la palabra amistad haya caído a un mínimo histórico y realmente no significa mucho en este día y edad.

Relaciones en la iglesia

relaciones en la iglesia

Tabla de relaciones

Siete niveles de relaciones en la Iglesia

Recuerde, estas son las definiciones actuales en el siglo 21. Cada nivel progresivo incluye el bien de todos los niveles anteriores.

 

Conocidos– Ambas partes se conocen entre sí por su nombre. Probablemente se saluden semanalmente.

Co-Obreros – Hacemos cosas juntos en un ambiente cristiano. Luego, todo el mundo por su propio camino.

Amigos– generalmente nos agradamos uno al otro. Somos amigos de Facebook, te invitaría a mis fiestas.

Hermano/hermana– nos gustan las mismas cosas. De vez en cuando nos encontramos fuera de las funciones regulares de la iglesia. Nos interrelacionamos a distancia. No compartimos cosas personales/íntimas.

Familia– Compartimos el mismo círculo. Creemos las mismas cosas. No nos avergonzamos de ser vistos juntos. Compartimos juntos el pago de las comidas de cada uno a veces. Somos rápidos para defendernos entre nosotros, con tal de que no nos cueste. Penosamente este es el nivel de la mayoría de las iglesias orgánicas/sencillas de hoy.

Familia Amistosa– Compartimos juntos con regularidad. Todo lo externo es compartido, pero las profundidades de nuestros corazones permanecen cerradas. Hay algunos límites. Estamos comprometidos financieramente (verbal) entre sí. Reconocemos juntos que todo lo que tenemos viene del Señor, y somos parte de su Reino (mental).

Familia Intima– No hay límites o fronteras entre nosotros. Compartimos regularmente cosas personales/íntimas. Mantenemos los secretos del otro. Creemos y queremos lo mejor del otro. Me importas tanto como me importo yo mismo. Nos valoramos, y nos vemos como el Señor nos ve. Trabajamos intencionalmente para mantener nuestra relación. Estamos dispuestos a sacrificar todo para mantener la relación. No hay agendas ocultas. La relación ha sido probada en el crisol de prueba (sufrimiento) y el tiempo.

Como los modelos actuales de la iglesia oscilan entre 1 y 5, el enemigo se alegra de saber que el ejército del Señor no puede sostener un ataque viable contra su dominio en esta sociedad. No se trata de estar en la misma habitación (proximidad) con personas. Hemos estado haciendo eso durante años. Eventos y sus promociones van y vienen. Se trata de relaciones verdaderas y probadas estando unidas en el Espíritu Santo; entonces así, vamos a producir la transformación necesaria. La unidad de la Trinidad ya existe. Somos uno con él, ¿o estamos apaciguando a la multitud? La respuesta duele si somos honestos con nosotros mismos.

Que el Señor que nos ama hable a nuestros corazones acerca de las relaciones en la iglesia. Estoy en paz. El Rey está en su trono. El temblor no ha terminado. En medio de la agitación social y política, la crisis económica pendiente y el egoísmo de la edad, el Padre Dios obrara en su pueblo. ¡La iglesia esposa surgirá en toda su belleza!

 

Dan 12: 3

Los entendidos resplandecerán

Como el resplandor del firmamento;

Y los que hacen justicia a la multitud

Al igual que las estrellas a perpetua eternidad.

Con Mucho Amor,

Por José Bosque, con Steve Crosby

en ingles https://godsleader.com/7-levels-church-relationships/

 

 

1 comentario
  1. Eduardo dice

    Me pareció excelente ese artículo de la autoridad relacional… Estoy viviendo en Brasil, soy de Venezuela. Estoy caminando en la iglesia orgánica, y cada día voy aprendiendo más y saliendo del sistema religioso… Continúen publicando para ayudar a muchos hermanos que están cansados de la prisión religiosa, y que están buscando el camino correcto pero que en la mayoría de los casos no saben que hacer…

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.