Manifestando Juntos la Fragancia de Cristo

La Fragancia de Cristo

3,842

 

Manifestar juntos la fragancia de Cristo debería ser el más grande objetivo para una comunidad de creyentes. La expresión viva y activa de la Persona de Cristo debería estar presente en todo momento y lugar donde los verdaderos creyentes se encuentren. En nuestro tiempo, solamente la expresión viva y activa del Señor a través de Su Cuerpo puede cambiar vidas y desprender lo sobrenatural, manteniendo la unidad y el entendimiento entre nosotros.

Como pueblo de Dios, debemos afrontar la realidad. Si no estamos Manifestando juntos la fragancia de Cristo en realidad no somos portadores maduros de Cristo. Cuando como comunidad podemos manifestar a Cristo en una atmósfera de amor, ésta es la prueba de que tenemos el antídoto para este mundo enfermo. Entonces la transformación y la sanidad de nuestra sociedad será el resultado natural.

 

La información correcta no desprende la fragancia de Cristo

Por años fuimos bombardeados con sermones y recetas sobre “cómo lograr”. Aún hoy en el entorno de la iglesia orgánica simple algunos prefieren guiar a otros utilizando procedimientos o metodologías, cuando esto no es más que un remanente de equipaje que todavía arrastramos del sistema religioso.

La receta perfecta nunca producirá a Cristo, así como ningún mensaje del Evangelio perfecto podrá producir al cristiano perfecto. El Cuerpo de Cristo es una comunidad portadora de una Persona y no un grupo de gente con la información correcta acerca de esa persona. La iglesia moderna con la información “correcta” ha podido hacer poco o nada para transformar esta sociedad. Lo que la iglesia moderna ha hecho es repetidamente dividirse y debilitarse tratando de poseer la información correcta.

Quizá te preguntes que es lo que estoy tratando de decir. A lo que me refiero es que el “creyente” moderno conoce mucho más acerca de Cristo que aquellos que vivieron en el primer siglo, y a pesar de esto, ha sido incapaz de transformar esta sociedad. ¿Cómo le hicieron entonces los creyentes del primer siglo para voltear su mundo al revés? La respuesta a esa pregunta se encuentra en el hecho de que los primeros discípulos lo conocieron vivencialmente mejor que nosotros hoy, aún sin haberlo visto ni contar con una “santa” biblia.

La razón de esta discrepancia se debe a que el Señor Jesús nunca dejó un manual de “cómo lograr” sino que nos dejó a sí mismo en la persona del Espíritu Santo. Hemos sido llamados a ser portadores de Su Espíritu y de Su Persona, y no de información acerca de Él. Este mundo está harto y cansado de charlatanes religiosos que afirman tener la verdad, pero que al acercarte a ellos puede percibirse la fragancia del hombre y no la de Cristo.

La teología perfecta es una Persona.

La centralidad de Cristo es más que una doctrina, es una Persona.

Ahora que queda claro que no estoy en la búsqueda de la información correcta sino de la verdadera naturaleza de la Persona correcta. Quizás ahora podamos platicar del proceso para manifestar a Cristo en este mundo.

 

En búsqueda de una Comunidad de Portadores de la 

la fragancia de Cristo

Una comunidad de creyentes portadores y amorosos es como una canción que te recuerda a una persona y esa Persona es el Señor Jesucristo. Una comunidad es como una orquesta donde todos están en sintonía y bajo la dirección del Señor Jesús, la cabeza de Su iglesia. Una verdadera comunidad es como un baile donde un grupo de creyentes bailan juntos y al mismo tiempo con una pareja, el Señor Jesús. Una comunidad es como una fábrica de fragancias donde todos los creyentes funcionan en sus dones y al final de la línea de ensamble hay solo un producto, el aroma del Señor Jesucristo.

Estas cosas son todas hermosas, pero ¿por qué ha sido tan difícil conseguirlas? ¿Por qué tenemos que repetidamente lidiar con el desagradable hedor del hombre que arruina la fragancia? Creo que es porque solo la presencia de Su amor en Su pueblo es la sustancia en la que Cristo puede ser presentado a este mundo. Su amor en nosotros es el único portador de Su fragancia. Así que “de tal manera amó ” se ha vuelto nuestro objetivo y prioridad a manifestar y no solo el inicio del versículo en Juan 3:16.

Pablo lo dijo mejor en 2 Corintios 2:14-16

Mas a Dios gracias, el cual nos lleva siempre en triunfo en Cristo Jesús, y por medio de nosotros manifiesta en todo lugar el olor de su conocimiento. Porque para Dios somos grato olor de Cristo en los que se salvan, y en los que se pierden; a éstos ciertamente olor de muerte para muerte, y a aquéllos olor de vida para vida. Y para estas cosas, ¿quién es suficiente?

Pablo habla de la gran responsabilidad de estar juntos en comunidad y ser portadores de una fragancia tan poderosa que transforme el mundo. ¿Quién se siente suficiente para tales cosas?

Como pueblo de Dios, hemos sido buenos con la información y teoría. Pero en cuanto a ser portadores de Su naturaleza y amor no alcanzamos la meta. Puedes tener la mejor vacuna para la cura, pero si no es presentada adecuadamente a los enfermos será rechazada. Lamentablemente, nuestras acciones como supuestos seguidores de Cristo no han producido mucha comunidad. Esto ha dado como resultado una mínima o nula influencia en la cultura.

Debido a esto, algunos se han rendido y aislado espiritualmente. Muchos de estos creyentes dicen “no veo una comunión real, así que solo voy a enfocarme en orar y amar a Cristo de manera personal”. El problema es que Cristo es un Cuerpo, y en el mejor de los casos, incluso funcionando plenamente, somos solo una pequeña parte de un gran cuerpo.

Este Cuerpo no es un cuerpo místico. Con Cristo como cabeza, unidos formamos Su verdadero Cuerpo con todo Su poder y divinidad. ¡Este es el único poder que cambiara este mundo!

Si deseamos tener un efecto mayor en esta sociedad vamos a necesitar enfrentar al hombre en el espejo, examinar nuestra vida, y escarbar más profundo. Se necesita más que los conocidos programas de entrenamiento de la iglesia institucional para alcanzar esto. Se necesita la diaria comunión con Su Cuerpo.

 

 “No puedes esperar construir un mundo mejor sin mejorar a las personas”

 El que dijo eso nos estaba recordando las palabras de Pedro donde el dice que somos “piedras vivas.” No se puede edificar con piedras que no están establecidas perfectamente sobre el Fundamento.

 

El Verdadero Problema

 

¿Cómo podemos decir que amamos a Dios, sin amar a los demás?

¿Cómo podemos decir que pasamos tiempo en Su presencia si no poseemos los mismos latidos de Su corazón?

¿Cómo podemos decir que conocemos la Biblia que es Su palabra, pero no al Autor de ella para poder ser un Ejemplo Vivo de esa Palabra?

¿Como podemos decir que hemos adorado por horas en Su presencia y que hemos contemplado Sus ojos, sin ver Sus lágrimas ni conocer aquello que aflige Su corazón?

¿Por qué es más fácil salir al campo misionero que amar a aquellos que nos rodean?

¿Por qué es más fácil hacer un cheque para algunos ministerios “exitosos” que el ayudar al hermano “fracasado” que está cerca de nosotros?

“Pero el que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad, y cierra contra él su corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él?” 1 Juan 3:17

¿Como podemos continuar justificándonos a nosotros mismos con un estilo de vida egoísta y egocéntrico?

¿Cómo nos atrevemos a llamarnos amantes de Dios sin ser amantes de TODOS Sus hijos?

No necesitamos una conferencia sobre cómo hacer Iglesia Orgánica o Como encontrar Comunidad. Necesitamos ser honestos con nosotros mismos, renunciar a nuestros inservibles rituales y volver a aprender a permanecer en Él. Mientras permanecemos en Él el resultado natural será el amar a otros y el aprender a convivir con todos los demás. Entonces y solo entonces, seremos portadores y manifestaremos juntos la fragancia de Cristo a este mundo moribundo.

 

Participa en el Proceso para manifestar juntos la Fragancia de Cristo

 Para que esto suceda necesitamos participar en el proceso. Si estas esperando encontrar el grupo perfecto que piense justo como tú y que tenga tus mismas prioridades, estas condenado a no alcanzar tu meta antes de comenzar. Nuestro Rey es un Creador, y Él disfruta el manifestar la diversidad de sus dones entre sus hijos. También tenemos que entender que la vida Cristiana un camino y no todos estamos en el mismo lugar en ese camino o en el mismo nivel de madurez.

Como Mike Bickle dice cuando habla sobre la iglesia, “En los años que vienen, vamos a tener que construir un barco mientras estemos en el mar”. No puedes aprender a amar sin permitir que otros se acerquen. Necesitamos pagar el precio y amar incluso si en el intento somos traicionados y malinterpretados. No hay otro camino. Juntos maduramos como Cuerpo y funcionamos plenamente en nuestros dones. No queremos quedarnos como espectadores de domingo afirmando conocer al Cristo que hemos inventado.

En la iglesia de hoy la gente orará contigo, se darán a ti e incluso te llamarán su amigo, pero ¿caminarán contigo en tus líos y desórdenes?

Para aquellos que realmente desean una Iglesia amorosa, una comunidad real y la poderosa manifestación del Señor Jesucristo en nuestros medios que nos lleva a una fe más fuerte, sus vidas no pueden continuar de la misma forma. Únanse a otros creyentes y Comiencen a Manifestar juntos la Fragancia de Cristo que es amar y ser amado por Su Cuerpo.

Juan 13:35  En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.

Te reto a participar en el proceso a cualquier costo.

Con mucho amor,

José L. Bosque

Por favor ayudanos en esta obra. Nuestros artículos están alcanzando un promedio de 25 mil personas por todo el mundo habla Hispano. Regresa a Facebook y compartelo con 10 amigos y juntos llevaremos esta poderosa palabra a SU Pueblo. Que Nuestro Senor Y Salvador Jesucristo bendiga su vida hoy!

 

Traducido al español por Rodrigo Aguilera (rodrigo@odresnuevos.org)

También podría gustarte Más del autor

1 comentario

  1. Aldo D Monegal dice

    Así es hermano José Bosques, yo y mi familia estamos desde nuestro lugar, proclamando este mensaje de regreso a la verdad real de Jesus. Desde Argentina nuestra comunidad “orgánica” Los valientes de Jesús, le enviamos toda la bendición y lo amamos en el amor del Señor.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.