¿Autoridad posicional o autoridad relacional?

98

Autoridad Posicional o Autoridad Relacional es el debate actual entre muchos en la iglesia de hoy en día. Por supuesto, la mayoría de los líderes religiosos quieren mantener las tradiciones religiosas transmitidas por los hombres porque esto garantiza y protege su existencia. Por otro lado, hay un nuevo ejército de líderes cristianos que entienden que lo único que les da derecho para funcionar en su don no es un título y un certificado de seminario, sino un ejemplo vivo del amor del Señor Jesucristo ante El pueblo de Dios.

A medida que el Cuerpo de Cristo regrese a la jefatura de Cristo, comenzará a operar y funcionar de manera diferente a las tradiciones que el sistema religioso afirmo cuando se tradujo la Biblia. El problema es que los hombres que tradujeron la Biblia al idioma común tenían un virus religioso.

Este virus se llama la división Clero-Laico*. En esencia, el virus crea oficios y posiciones entre Dios y el hombre. El sistema religioso enseña que el clero es la clase especial de Dios y los laicos son la gente religiosa común que escucha y toma órdenes del clero. El clero afirma tener una autoridad posicional de parte de Dios para hacerlo. El sistema vende la mentira cuando les dice a los laicos que ellos son incapaces de entender a Dios correctamente sin el trabajo del clero. Ahora el clero puede exigir cuál es la intención última del virus. Esta intención es responsabilizar los laicos con proveer para el clero. Atrás de todo mal en la iglesia esta el amor al dinero.

El virus de la autoridad posicional no se encuentra en el texto de los manuscritos originales escritos en el griego Koinos, sino que se agregó como costumbre a partir de años de tradiciones religiosas inventadas por los hombres. Después de la traducción al idioma común en los 1500’s se crearon seminarios religiosos para asegurar que el virus permaneciera. En los cual los seminaristas fueron entrenados por los líderes del sistema no a conocer al Señor sino conocer su interpretación de la Biblia, ritos, y otras tradiciones religiosas. La tradición religiosa es el desorden humano que ha perpetuado la transferencia de este virus a la iglesia de hoy en día.

Ahora puedo escuchar a algunos de ustedes decir “no se pueden separar los dos, la Biblia es la palabra de Dios”. Si bien eso es cierto, es el original el que contiene la palabra de Dios, no el virus. La suma total de la palabra de Dios es mayor que lo que se encuentra en la Biblia. El Señor dejó al Espíritu Santo para que nos guiara hacia toda la verdad que es Cristo mismo. Las escrituras nos dicen que el mismo Señor Jesucristo es la Verdad, el Camino y la Vida.

¿Cómo sabemos cuándo las Escrituras hablan la Verdad y en qué momento leemos palabras ajustadas por aquellos que tenían el virus?

A medida que los santos comienzan a conocer al Señor, el Espíritu Santo traerá una nueva revelación o “Rhema” que contradecirá los años de enseñanzas y tradiciones inventadas por los hombres. Tal como el versículo que dice: “la fe viene por oír y oír por la palabra de Dios”. El sistema religioso nos enseñó que las palabras “palabra de Dios” en ese versículo era la Biblia. Pero no había Biblia cuando esas palabras fueron escritas. La palabra de Dios en ese versículo traducido del griego es la palabra “Rhema” que habla de nuestra audiencia diaria a la voz del Señor por medio del Espíritu Santo. Esto no significa leer la Biblia o escuchar sermones semanales.

Estudiar para mostrarse aprobado es otra mal traducción y tradición. Que Biblia existía cuando estas palabras fueron escritas?

Tan pronto como entendemos que nuestra relación con Cristo es diaria y no a través de los hombres, nuestra esclavitud termina ante el Sistema Religioso. No existe autoridad posicional significa que nadie tiene derecho a controlar los demás con su título. En el reino no existen posiciones solo funciones basadas en relaciones mutuas. Al no requerirse una asistencia semanal significa que no se recauda dinero y el sistema religioso se derrumba. El sistema no podía permitir eso, por lo que se desarrollaron tradiciones y definiciones que contenían el virus y mantenían vivo el sistema.

Una de las muchas palabras que deben redefinirse es la palabra “Ministerio”. Nos enseñaron que solo el Clero tiene un ministerio. La palabra Ministerio se usa incorrectamente como una posición con cierto trabajo religioso o asignación de Dios. Las Escrituras, cuando se leen a través de los lentes del Espíritu Santo, claramente enseñan que todos somos ministros y que todos y cada uno de los santos tienen un ministerio. Tu vida es tu ministerio y no se basa en tu posición sino en tu relación. Ya sea para cuidar a tu familia, cocinar o lavar platos o ir a trabajar todos los días para proveer para tu familia.

Somos ministros del Señor las 24 horas del día. No hay tal división como tiempo espiritual y tiempo secular. Todo tu tiempo es espiritual, ya sea que estés enseñando acerca de Cristo o viviendo un ejemplo de Cristo mientras cambias un pañal o trabajas en una computadora. Todos hemos recibido dones que no se activan y se apagan los domingos. No hay desconexión de la presencia de Dios en nuestra vida a través del Espíritu Santo que vive dentro cada hijo de Dios.

El amor de Cristo en nosotros es el único combustible que mueve a un verdadero santo a ministrar su don. La autoridad relacional continúa cuando la autoridad posicional se rinde. ¡La doctrina puede enseñarte qué hacer, pero solo el amor te mantendrá haciéndolo!

Sé que muchos de mis pares teológicos desean que este tema sea más profundo, pero la vida de Cristo es simple. Los simples pescadores y los esclavos analfabetos tenían que entenderlo. No necesitamos formar otro Concilio de los supuestos “grandes” de la Iglesia para que ellos nos transmitan sus definiciones de lo que está diciendo Dios. Solo necesitamos que el Cuerpo de Cristo se despierte y regrese al liderazgo directo del Señor.

Sí, a veces seremos llamados a seguir a nuestros ancianos debido al testimonio que han vivido antes que nosotros, pero será el Cristo en ellos que el Espíritu Santo ilumine. La autoridad relacional es algo hermoso y nuestro propio Señor la modeló ante nosotros aquí en la tierra. Todos somos iguales, pero no estamos igualmente dotados ni deberíamos estarlo. Un cuerpo tiene muchas partes y necesitamos que todas las partes hagan su parte.

Te desafío a decir no a la autoridad posicional y aprender a escuchar la Voz del Señor por ti mismo para que puedas moverte al unísono con Su Cuerpo en los próximos días. Para algunos, literalmente será el medio para su supervivencia.

Con mucho amor,

José.

* Para más información sobre la división Clero-Laicos, les presento el gran video de Jon Zens

https://godsleader.com/the-clergy-laity-division-an-institutional-lie/

 

Para más información sobre la autoridad relacional, vea el libro Avivado por el Amor: Llenando el corazón vacío del autor. (pronto estará en Español)

https://smile.amazon.com/Fueled-Love-Filling-Empty-Heart-ebook/dp/B0826ZWYC1/

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.