Obstáculos en la vida Cristiana

274

Parece que todos los días me enfrento con discípulos que están experimentando obstáculos en su vida Cristiana. La vida cristiana orgánica es simplemente una vida en Cristo sin los programas institucionales. Es una vida totalmente entregada a Cristo solo, y bajo la dirección orgánica del Espíritu Santo.

No hay duda de que los años en el sistema religioso y la presión de nuestros pares nos han afectado. En mi observación, estoy sorprendido de cuánto de nuestro pasado nos impide avanzar en el futuro. Es en la fase de transición de la esclavitud a la libertad que los siguientes obstáculos pueden dificultar nuestro crecimiento en Cristo, o nuestra vida diaria en Cristo.

Para mejor comprensión, llamaré a este lugar de transición “el desierto”. No solo se siente como un desierto por su soledad, frustración y la sensación de necesidad, sino que es donde nos aferramos a cosas que no nos llevan a La Vida, o al Señor Jesús mismo. Sin embargo, tenga la seguridad de que el desierto tiene un propósito. El Señor no juega con sus hijos. Todo lo que hace o permite tiene un propósito, y está en Su plan para nuestro bien.

¿Quién es este que viene del desierto, apoyándose en su amada?

Canción de Salomón 8: 5

El acercarnos a Él siempre está detrás de todo lo que hace el Padre. El Señor me ha enseñado a extender la gracia a los nuevos hermanos orgánicos porque “No sabemos lo que no sabemos”. El tiempo y la paciencia producirán el fruto del Señor en cada uno de nosotros. Veamos algunos de los obstáculos que el Señor me ha revelado que nos impiden caminar en la plenitud de una Vida Cristiana.

En este tiempo de transición necesitamos movernos:

  1. Desde la necesidad de servicios, cultos o reuniones semanales hasta estar al tanto de Sus citas divinas cada día.

Al principio, mientras asistía a la iglesia institucional, me sentía cada vez más incómodo con esas cosas que no se alineaban con el Camino. Entonces, un día tuve suficiente de esto. Simplemente no podía continuar asistiendo sin causar un gran revuelo. Sabía en mi Espíritu que esa no era la naturaleza de Cristo. En las siguientes semanas, pasé por lo que llamo “un retiro espiritual”, lo cual además pareció mucho tiempo. Los domingos me sentaba solo en mi sala de estar con mi Biblia en la mano.

Dieciséis años pastoreando y considerado un intercesor conocido por toda la ciudad, me sentía perdido sin poder participar en algún tipo de culto. Recuerdo poner algunas canciones cristianas y tratar de “adorar” con ellas yo solo. Pero incluso con la música encendida, sentí que faltaba algo. Habían obstáculos y yo desesperadamente necesitaba saber lo que me estaba pasando.

Lo que faltaba estaba revelando lo que estaba ausente en mi relación con el Señor. No me gustó lo que vi en mí mismo, pero ciertamente no podía soportar regresar a los juegos religiosos del domingo por la mañana a la que estaba tan acostumbrado. Allí me senté domingo tras domingo, el Padre me amaba a pesar de que no sabía cómo volver a amarlo sin mis accesorios religiosos. Aprendí un nuevo aprecio por aquellos que dejan las drogas sin ayuda médica.

A través de este proceso, he aprendido que no existe el tiempo espiritual y el tiempo secular. El domingo ahora es como todos los días y ya no es uno de los obstáculos en mi vida. Hoy, estoy completamente satisfecho con las oportunidades diarias que tengo para reunirme donde el Señor haga dondequiera que dos o tres de sus santos se unan.

 2) Desde buscar Su presencia hasta aprender a permanecer en Su presencia.

No sé cómo podría haberme confundido tanto. En mi mente comprendía que Su presencia estaba conmigo todo el tiempo. Después de todo, fui criado bautista y creía en la seguridad eterna. ¡No era uno de esos pentecostales o católicos que vivían en dudas de su salvación diariamente! Sin embargo, durante los servicios y en mi tiempo de estudio, me encontré escuchando las enseñanzas de los hombres sobre “cómo asegurarme de saber cómo entrar en Su presencia.” Mi ego alimentó el dualismo y me empujó a estudiar cómo estar en la presencia de Cristo “para ver fluir con los milagros, señales y maravillas”. Seguramente, esas cosas las queríamos todos.

Tocamos música especial durante la invitación y tuvimos intercesores orando durante el sermón para asegurarnos de que la Presencia de Dios no se fuera y poder mandarle que obre cuando lo necesitáramos a Él.

(¿Qué tan estúpido puede estar una persona y aún estar respirando?)

Oye, todo el mundo lo estaba haciendo, así que nadar con la mayoría río abajo se sintió como lo correcto. Qué libertad fue cuando comprendí que Su presencia era una garantía y de que no tenía que trabajar para conseguirla, ni para merecerla. ¡Pare con las obras para hacer que Dios se acerque! Empece a vivir en la libertad de mi seguridad en El!

  1. Desde hablar sobre Cristo hasta aprender a modelar el carácter de Cristo.                                

Sospecho que en 17 años prediqué bien nuestros 3.000 sermones, gasté seis Biblias en español e inglés y probablemente escuché otros 1000 sermones de otros oradores. Digo esto para ayudarles comprender que conocía bien la Biblia y que podía hablar de Cristo a través de versículos bíblicos. La escritura dice “el conocimiento envanece” y fue uno de los obstáculos que me detuvo.

Lo que NO parecía estar funcionando en las mismas proporciones que mi estudio, fue mi capacidad para modelar la naturaleza y ser un ejemplo de Cristo, del que sabía tanto.

WWJD – Podría decirte qué haría Jesús en cada situación, pero no podría decirte qué haría yo en esa misma situación. El desierto se convirtió en mi lugar para ver la diferencia entre el gran hombre santo que la gente pensaba que era y el bulto de arcilla que todavía necesitaba al Maestro Alfarero para eliminar estos obstáculos molestos, residuos de mi viejo estilo de vida religiosa.

Hoy puede decir no he llegado a la perfección, pero estoy en el camino. Una cosa que me alegra es que la gente hoy habla más de mí como un ejemplo de Cristo, que de mi capacidad de predicar y enseñar el Evangelio. Toda la gloria al Señor. Él tiene y está haciendo un gran trabajo EN mi vida para poder hacer un gran trabajo A TRAVÉS de mi vida.

  1. Desde confiar en los versículos bíblicos hasta aprender a conocer y escuchar Su voz.

Al comienzo de mi caminar cristiano, si necesitaba escuchar al Señor, alcanzaría mi Biblia. Por qué no, necesito una palabra del Señor; ¿Por qué no alcanzar la palabra del Señor? Hice esto de 1982 a 2009. Poco a poco, me encontré leyendo menos y hablando más con El. Un día, en mi estudio bíblico habitual, leí: “La fe viene por oír y oír por la palabra del Señor”. Romanos 10:17 ¡Boom! Me golpeó. Le dije: “Señor, ¿cómo podrían los creyentes del primer siglo tener fe si no podían leer y no tenían Biblias?” Él dijo: “Me tenían a mí”. Entonces lo busqué en griego, y allí estaba oculto por 500 años de tradiciones religiosas. La traducción fue “la fe viene por el oir y el oir por el RHEMA de Dios”. Sabía que Rhema no era necesariamente una escritura, sino una palabra nueva y fresca de Dios.

Fui llamado al ministerio por una palabra Rhema, sin ningún hombre alrededor oí Su voz audible, así que sabía lo que era un Rhema. Mi estudio continuo mostró que en Efesios 6, la Espada del Espíritu es el Rhema de Dios. No puedo comenzar a decirle cuántas veces nos jactamos en el seminario cuando cargamos nuestra espada y señalamos la Biblia. ¡Guau, esto fue una revelación para mí! Ahora entendí uno de los principales obstáculos que hacen que la iglesia sea tan ineficaz después de tanta lectura, memorización y repetición de versículos bíblicos.

Después de esto, por lo que parecen años, no tenía deseos de leer la Biblia, pero estaba experimentando algunos de los momentos más profundos con Él. Más importante aún, mi vida comenzaba a desatar la fragancia de Cristo. Por favor, no me malinterpreten. No estoy abogando por que la gente deje de leer sus biblias. Estoy abogando por que las personas necesitan tener una relación con el Autor más que con el libro. No he llegado, pero hoy puedo decir con el salmista de Israel que antes conocía las obras del Señor; pero ahora, como Moisés, estoy empezando a conocer sus caminos.

  1. Desde usar nuestros dones dentro de un edificio hasta permitir que el Señor los use en cualquier lugar y en todas partes.

En nuestra congregación, nunca solía entender el fenómeno que ocurría el domingo cuando todos querían tomar el micrófono. Durante toda la semana, muchos de ellos eran cristianos ineficientes o en el mejor de los casos, desconectados, pero una vez dentro de las paredes de la iglesia, era como si alguien hubiera conectado un teléfono muerto a un cargador. La mayoría de ellos quería usar su don en ese momento. Puedo entender que, si usted pasó toda una semana reprimido sin tener ningún lugar o la compañía de alguien para compartir su don, esto provocaría una ansiedad para participar cuando se abren las puertas de la “iglesia”. Literalmente es parte del problema con el sistema religioso, donde el 10% o menos participa mientras el resto observa y nunca practica y crece en sus dones.

Entonces, ahora muchos de los que no se les da permiso para ministrar están llevando sus dones fuera del servicio dominical, pero sin la aprobación del liderazgo. Si se les permite, lo tienen que hacer en el nombre de la iglesia. De lo contrario, están en rebelión y necesitan ser incluidos en la lista negra. ¡Así es el sistema, no cambiara!

Aunque estoy contento por una expansión de la obra del Señor, he visto reinar también la inmadurez sin dirección y de la falta de enseñanza de aquellos que son más maduros en la fe. Muchos de estos jóvenes tienen su identidad ligada a sus dones, y los egos se están volviendo locos creando obstáculos para su crecimiento espiritual. La necesidad de la voz de un padre y un ejemplo de humildad es muy necesaria. Aquí les regalo un poco de sabiduría gratuita si usted todavía se introduce a otros con el número de cuantos fueron salvo y sano oigan lo que les voy a decir. Los dones provienen del Señor y son gratuitos, pero tener el carácter de Cristo les costará caro. ¡Que el Señor levante ejemplos para esta generación! Que los menos maduros estén dispuestos a seguir a los creyentes maduros como ellos siguen a Cristo.

  1. Desde un fundamento doctrinal hasta un fundamento de amor para todo lo que hacemos en Su Iglesia.

No puedo decirle cuándo comenzó, pero mi caminar cristiano me dijo que, si a las personas se les enseñara LA verdad, actuarían correctamente. Me dijeron en el seminario que estudiara para mostrarme aprobado. Las voces a mi alrededor dijeron que si usted puede enseñarlo bien, el mundo se enderezará. ¡Qué mentira! ¡Qué gran engaño! Domingo tras domingo, hombres y mujeres santos y bien intencionados están predicando con todo su corazón y todavía la sociedad nuestra necesita una limpieza al nivel como de vaciar tanques sépticos. La oscuridad impregna la tierra a medida que el sistema religioso continúa perdiendo su control sobre la vida de las personas. El cristianismo religioso se enorgullece de las palabras: “Tenemos la sana doctrina y sabemos lo que es correcto”.  ¡Esto no funciona! El sistema religioso se compara a alquilen que continúa haciendo brillar el latón en el Titanic con la esperanza de que la nave vuelva a flotar. ¡No lo hará!

Comunicado de prensa: ¡El Señor no está en el cielo ansioso, preocupado o frustrado!

No tiene un nuevo plan. Él tiene el mismo plan original; de tal manera amo Dios… Él está levantando un nuevo pueblo que no solo hablará doctrina, sino que demostrara un ejemplo vivo antes de esta generación, para Su gloria. El amor no es una estrategia para la Iglesia del Señor, el amor es el fundamento de todo lo que se hace en Su Iglesia . ¡Dios es amor! ¡Cristo es Amor y es la piedra angular! Nada más y nada menos. ¡El amor no se puede agregar al desastre actual que es el sistema religioso!

Una vida alimentada por su amor demolerá, destruirá y desmantelará todo lo construido por los hombres antes de su estela. Solo el Amor de Dios demostrado por hombres y mujeres quebrantados sin ego y sin agenda puede sanar lo que el enemigo ha hecho en la vida de esta generación.  ¡El amor demostrado es la cura! El problema es que el sistema religioso no tiene la capacidad de ejecutar la descarga de “amor” en su disco duro. Pueden comprar un pastor de asuntos comunitarios, pueden contratar enlaces de amor, expertos en relaciones, y tal vez, incluso, comenzar a predicar sobre el amor, pero el sistema no lo leerá. Está en otro idioma, en un lenguaje de amor auténtico. ¡El amor que tiene una agenda no es amor!

  1. De estar bajo un Gobierno Militar Religioso hasta confiar en que el Señor sea el Espíritu Santo para su pueblo.

He dejado esto para el final porque es la acusación número uno del liderazgo del sistema religioso. Dicen: “No se puede confiar en las personas para participar adecuadamente. Debemos proteger el ministerio y las reuniones. No podemos dejar que alguien se equivoque y haga que algún miembro rico abandone la iglesia”. Proteger el espectáculo del domingo por la mañana y proteger el ministerio ahora se ha considerado equivalente a proteger a Dios.

El servicio entonces se convierte, literalmente, en una zona de exclusión aérea desmilitarizada con cada anciano, diácono, saludador y ujieres listo para atacar y escoltar a cualquiera que, sin permiso de liderazgo, solo eche un vistazo a la participación. Antes de que piense que solo estoy arrojando piedras a la iglesia institucional, quiero que sepa que las iglesias en casas no están exentas de esto.

Lo que no hemos podido entender con la división impía del Clero-Laico es que el poder de la iglesia está en ese “Laicado” o en el 80% de la congregación. ¡Estos no educados viraron al mundo boca arriba en el primer siglo! Es curioso que la Biblia no haya mencionado los nombres de los predicadores famosos, porque no lo habían? ¿Alguna vez se preguntó por qué ni un libro del Nuevo testamento estaba dirigido a un pastor, un anciano, un obispo o un apóstol? Piense en eso por un tiempo… Si como líderes no podemos hacer la transición y destruir las divisiones de clases religiosas inventada por los hombres, haga planes ahora para comenzar a sacar sillas y bancos para que el lugar donde se reúnen no se vea tan vacío cuando el pueblo del Señor comience a irse.

Fluiremos con el Señor, o seremos abandonados por nuestra propia desaparición. Está en nuestras manos. Confíe el pueblo de Dios a Dios, y verá que el Señor comienza a usar a los jóvenes, los nuevos, los indignos y los débiles para llevar a cabo una revolución espiritual que sacudirá el reino de las tinieblas en todos nuestros países.

En conclusión

Desintoxicarse de nuestras mentalidades y prácticas religiosas pasadas lleva tiempo. No intente eludir el proceso y el propósito de su experiencia en el desierto tratando de comenzar algo sin esperar a que el Señor termine su obra en usted. Si lo hace, los obstáculos permanecerán. La inutilidad del bagaje del sistema religioso afectará el futuro de lo que intente construir. No lo recomiendo.

Mientras leía este artículo, ¿el Señor le habló sobre estos obstáculos? ¿Escuchó al Espíritu Santo? Si es así, ¿buscará Su rostro y lo obedecerá? ¿Permitirá que el Espíritu Santo le haga un odre suave y flexible para el uso del Maestro? ¡Ser una persona a la que se le puede enseñar es el regalo número 1 de los discípulos del siglo XXI! ¡Espero que seas incluido en el número de las personas a las que se le puede enseñar!

Con mucho amor,

José L. Bosque

Obstáculos para la vida orgánica en Ingles

 

1 comentario
  1. Sandra dice

    Muy bueno este artículo sobre los obstáculos.. muy edificante. Gracia y paz

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.