La Adoración de la Biblia es Idolatría

192

La Adoración de la biblia es Idolatría. Había un Cuerpo antes de que hubiera una “Biblia” cristiana. Este es un hecho amenazante para muchos. No obstante, es un hecho histórico indiscutible. Las implicaciones pueden, y han sido, discutidas durante siglos, pero en cuanto a la realidad de su existencia no se puede.

El cuerpo de Cristo es el resultado de la vida, muerte, resurrección, derramamiento del Espíritu y llenura del Espíritu de Jesús: esa es la nueva creación. La Biblia es el producto del Espíritu Santo trabajando en y a través del cuerpo / iglesia. En un sentido histórico, no metafísico (la Iglesia es eterna, como lo es el Logos), había una comunidad antes de la aparición de las escrituras. Las escrituras surgieron de la experiencia de la comunidad y de la necesidad de capturar objetivamente la transmisión del anuncio apostólico de Cristo para las generaciones futuras.

Estoy agradecido por mi herencia. Por la gracia de Dios, durante 40 años me he dedicado a Jesús tal como se muestra en las Escrituras. Dando lo mejor de mi capacidad, he dedicado mi vida al estudio disciplinado, la exégesis honesta y la aplicación honorable de las Escrituras. No soy una persona anti-escritura. Soy anti-ignorancia y anti-tonterías.

Sin embargo, el conocimiento y el amor siempre deben ir juntos. El amor debe ser informado por el conocimiento exacto, y el conocimiento debe ser infundido y expresado en el amor. Debemos admitir honestamente que la pasión evangélica protestante por la escritura (que comparto) no está exenta de algunas dificultades y riesgos inherentes. [i]

¿Respeto o adoración de la Biblia?

Si bien estoy agradecido por el “lado positivo” de lo que vino a consecuencia de la Reforma, también hay algunos inconvenientes. Sin dejar a un lado el mal comportamiento atroz asociado con algunas de las personalidades involucradas en la Reforma, hay otra consecuencia negativa que es más contemporánea. Es el riesgo de la bibliolatría: la adoración de la Biblia. Evangélicos y fundamentalistas negarían vehementemente que este es un problema en sus esferas, pero es un problema muy real y grave.

Para la mayoría del cristianismo evangélico, la esencia de nuestra fe se presenta como un conjunto de verdades proposicionales sobre Jesús, con las cuales el mundo incrédulo debe estar de acuerdo o sino “ir al infierno”. “La Biblia dice” muchas cosas. Entender y aplicar lo que dice es siempre el problema. Como ha dicho sucintamente el Dr. Gordon Fee: “Todo es hermenéutica”.

Sugiero, como lo hizo AW Tozer, que el espectro de la bibliolatría siempre está incómodamente cerca. Tozer lo llamó la “tiranía del escriba” y el “textualismo del que se rebela la mente humana”. [viii] Sin embargo, Tozer no está solo. Paul Tournier describió la verdadera esencia del cristianismo como: “… la construcción de una nueva civilización en la cual el espíritu de Cristo estará en la fuente interna de la conducta personal, familiar, social e individual”. [ix]

Peter Leithart lo expresa de esta forma:

La comunidad cristiana… no es una capa extra religiosa en la vida social. La iglesia no es un club para personas religiosas. La iglesia es una nueva forma de vivir juntos ante Dios, una nueva forma de ser humanos juntos. Lo que Jesús y los apóstoles proclamaron no era una nueva ideología o una nueva religión, en nuestro atenuado sentido moderno. Lo que proclamaron fue la salvación, y eso significaba un nuevo mundo humano, una nueva realidad social y política… Por lo tanto, la conversión significa pasar de una forma de vida, de una cultura a otra… es el comienzo de una re-socialización… En el Nuevo Testamento no encontramos un evangelio esencialmente privado aplicado a una esfera pública, como si… fuera un segundo piso construido en una planta baja privada. El evangelio ES el anuncio de la formación del Padre, a través de Su Hijo y el Espíritu, de una nueva ciudad: la ciudad de Dios. [X]

El evangelio de Pablo tenía una prueba empírica incorporada; si nadie fue transformado, entonces el mensaje que anunció la transformación no podría ser cierto. La primera y principal defensa del evangelio, la primera carta de recomendación no solo para Pablo sino para Jesús, no es un argumento, sino la vida de la Iglesia, conformada a Cristo por el Espíritu en servicio y sufrimiento. Una comunidad de pecadores cuya vida corporativa se parece a Cristo, es la primera disculpa de la Iglesia. La existencia misma de tal “ciudad” es nuestro argumento principal. [xi]

La verdad tiene un cuerpo

Las escrituras declaran que el mundo no espera ser persuadido por la Biblia. [ii] Al mundo no le importa nuestra “Biblia” y nuestras opiniones al respecto. Las escrituras nos dicen que el mundo incrédulo tiene derecho a “probarnos”, [iii] saborearnos, [iv] para ver si el aroma de Cristo [v] está presente o no. El mundo está esperando ver una calidad de vida manifestada en la tierra. [vi] Las escrituras existen para conocer al Señor Jesucristo mejor, y para servir a estos fines. Si dominamos el contenido de las Escrituras y no tenemos el sabor o el aroma de Cristo, somos como un hombre con un boleto legítimo, pero que se le fue el barco. No importa cuán factual sea su boleto, como todo en ese boleto es verdadero, la cuestión está en qué tan bien puede explicar el boleto y defender su veracidad. Existe para servir a un propósito y usted lo ha perdido.

La verdad siempre ha tenido un cuerpo. [vii] Toda verdad cristiana ha tenido un sentido encarnado. La comprensión correcta de los hechos bíblicos no es lo mismo que poseer la vida de Cristo. Es posible explicar sin problemas la teología de Pablo y no poseer nada de su vida. La iglesia, la ekklesia, se supone que es el pilar y el fundamento de toda verdad. Eso no significa que sea una biblioteca para la acumulación de conocimiento de las Escrituras. Significa que en el Cuerpo, Jesucristo debe ser visto.

El Café y el Carbón

Sin granos no se puede tomar una taza de café, ¡pero teniendo solo los granos todavía no se tiene el café! Lo que sí se tiene es el potencial para hacer el café. El estudio disciplinado de las Escrituras es como una taza de frijoles: es necesario, pero no es el final del asunto. El estudio de las Escrituras es como el carbón. Sin él, no podrá tener una barbacoa. Pero solo tener el carbón no es suficiente para hacer una barbacoa. El potencial de calor y luz que se encuentra en el carbón debe encenderse. Es el sentido de estar unidos en el amor lo que convierte los granos en café y el carbón en calor y luz.

Pablo deja en claro en Colosenses 2: 2-3 que el desarrollo de todos los misterios de Dios, las ideas profundas sobre Su Persona, plan y propósito, no es solo el resultado de recibir la “palabra predicada”, sino que está directamente relacionada con nuestra unión en el amor (énfasis mío):

Que sus corazones estén unidos en amor, hasta alcanzar todas las riquezas de pleno entendimiento, a fin de conocer el misterio de Dios, y del Padre, y de Cristo, en quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y el conocimiento.

El estudio de la Biblia puede ser intelectualmente intoxicante y carente de contexto social. Vivir bien juntos en Cristo no es fácil y eso le llevará a la cruz. Hay más en nuestra fe que la acumulación de enseñanzas y la búsqueda de una “comprensión más profunda”, erróneamente a menudo llamada “revelaciones”. No estoy interesado en la novedad por el bien de la novedad. No estoy involucrado en especulaciones esotéricas de las Escrituras. Me gustaría vivir bien en los aspectos seguros y que ya entiendo de las Escrituras. Mark Twain dijo una vez que no estaba tan molesto por lo que no entendía acerca de la Biblia, ¡sino por lo que sí entendía! A mí también me pasa.

Independientemente de cuán acertados podamos estar en un punto de doctrina, o cuán “ungida” sea la reunión de adoración, o cuán “vanguardista” sea nuestra visión, no tenemos valor [xii] a Dios ni a la humanidad si estas cosas no conducen finalmente a la transformación de nuestras vidas ante Dios y la humanidad. Hay un amor que supera el conocimiento. [xiii] Hay un poder que supera lo que puede producir lo natural. [xiv] Hay un servicio que trasciende la simpatía humana. [xv] Estas cosas no son difíciles ni complicadas. No requieren argumentos (a menudo interminables) ni explicaciones. Requieren expresión. Para el mundo:

Somos el mensaje

Nosotros somos el argumento.

Somos la apologética.

Jesús dijo: De esta manera, todos los hombres sabrán que ustedes son mis discípulos, si se aman los unos a los otros. Este será el resultado de nuestro compromiso con las Escrituras. Somos el Pan Único que el mundo incrédulo tiene permitido “morder” para saborear y ver si Dios es bueno… o no. [xvi] Si nuestro compromiso con las Escrituras no resulta en un sabor apropiado a lo Cristiano, nuestro barco se fue al mar sin nosotros.

Steve Crosby

_______________________________________________________________________________________________

Anexo 20/09/2016 Desafíos para esta enseñanza

La Adoración de la biblia es Idolatría

Preguntas y Respuestas, por José Bosque

Los comentarios a continuación fueron tomados de las respuestas a nuestra enseñanza. Nosotros, como el Cuerpo de Cristo, tenemos un problema. El Señor dijo que enviaría otro “Espíritu Santo”, no la Biblia. No deberíamos tener ningún problema con lo que dice la escritura, sino con todas las interpretaciones humanas para controlar al pueblo de Dios e intentar autenticar el sistema religioso (un falso sistema anticristo) que se llama a sí mismo la iglesia que hoy hemos desviado. Si la Iglesia no estaba en problemas a pesar de miles de divisiones presentadas, un gran éxodo, fallas de liderazgo y pocos o ningún discípulo real, no tendríamos nada que decir. Dejemos de poner excusas y salgamos de la tierra de la fantasía y los sueños confrontando dónde nos estamos equivocando.

  1. Declaración: Este tipo de enseñanza desestabiliza la fe de los nuevos creyentes y les hace dudar.

Respuesta: Tal vez sea bueno que los nuevos creyentes se enfrenten con tal error en una etapa temprana de su caminar cristiano para que puedan aprender a escuchar al Señor (el Espíritu Santo) en lugar de tener una dependencia tan poco saludable de solo la Biblia.

        2)Declaración: y cito “Yo siempre creí que por medio de las escrituras se escuchaba a Dios”

Respuesta: NO >>> No estamos diciendo que el Señor no puede hablar a través de la Biblia. Estamos diciendo que Su Palabra viene a través de Su Espíritu y muchos han reemplazado la Biblia por la Voz del Señor.

       3)Declaración: y cito: “Prefiero equivocarme al leer solo su la Biblia que privarme de las palabras de la Vida Eterna”

Responder: Pedro dijo que el Señor tenía las palabras de vida eterna, no la Biblia. El problema es que la interpretación del hombre y las tradiciones del hombre sobre lo que dice la Biblia hoy han reemplazado lo que el Espíritu Santo le dice al Cuerpo de Cristo.

¿Está notando las sutiles diferencias? Estas son buenas personas que van siempre a la iglesia y dicen estas cosas.

       4)Declaración; No enseño a las personas a adorar la Biblia. No enseño que la Biblia es la 4ta persona de la Trinidad y no enseño que la Biblia deba reemplazar hoy en día al Espíritu Santo en la tierra.

Cuando enseñamos a los discípulos lo que enseñamos con nuestra metodología práctica (lo que hacemos), siempre se anulará nuestra teología verbal (lo que decimos que creemos).

Aquí hay un caso y punto. Cuando una completa reunión se desarrolla y se enfoca en el sermón del domingo, hay cristianos que dicen algo tan ignorante como “Vine a la iglesia para recibir la Palabra de Dios” en referencia al sermón. ¡El sermón del pastor se ha convertido en la Palabra para ellos! Quizás esta no sea la teología, pero ciertamente es la práctica.

Aquí hay más enseñanza para otro artículo;

Los cristianos deben alimentarse diariamente de Su Rhema, no de versículos bíblicos y sermones.

Permítanme citar un par (hay más) versículos de la Biblia que han sido mal citados durante años y han engañado a muchos para probar lo que estoy a punto de decir. Millones de tratados y biblias se han impreso y distribuido en base a estos versos;

Así que la fe viene del oír, y el oír, por la palabra de Cristo. Rom 10:17 NKJV

Como un miembro de la iglesia moderna que asiste cada semana, si le preguntaran “¿Cuál es la palabra de Dios en este versículo?” respondería “la Biblia” Bueno, adivine qué, ¡no es la Biblia! Es la palabra griega RHEMA que significa una palabra fresca de Dios, por medio del Espíritu Santo para el creyente. RHEMA es lo que el Señor nos está diciendo a través del Espíritu Santo. Esta palabra, RHEMA, es lo que guía y dirige a sus hijos diariamente. Esta comunicación diaria es la base de nuestra relación íntima con Dios. Es lo que mantuvo a la iglesia funcionando durante los primeros 1500 años de su existencia y lo que permite a los verdaderos cristianos caminar con Dios hoy. La palabra griega escritura / biblia solo se encuentra dos veces en todo el Nuevo Testamento. Hoy, cuando las personas hablan de una “Palabra de Dios”, están hablando de un sermón o un versículo de la Biblia. Los primeros santos tenían una relación personal las 24 horas del día, los 7 días de la semana con Cristo, el LOGOS, así que cuando escucharon un RHEMA en su espíritu, lo obedecieron. El sistema religioso ha creado un cristianismo que no puede existir sin el sistema. Si a los cristianos se les enseña a relacionarse ellos mismos con Dios en lugar de obtener su verdad a través de un mediador una vez por semana, el sistema religioso de los hombres se vendría abajo y la madurez cristiana se multiplicaría.
¿Quieres mirar otro versículo de la Biblia que ha sido citado incorrectamente? Créame hay muchos. Usted escuchó decir que como cristianos debemos ponernos la armadura completa de Dios de Efesios 6;

Tomad también el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu que es la palabra de Dios; Ef 6:17 NKJV

Puede morir diciendo que la Espada del Espíritu es la Biblia, pero estaría equivocado. ¡Esto es el RHEMA! Recuerdo que mis pastores y maestros me preguntaron “¿Llevas tu espada hoy?” en referencia a si yo estaba llevando mi biblia.

¿Sabía que más del 95% de las personas en el siglo I no sabían leer ni escribir? ¿Sabía que los libros (incluida la Biblia) no llegaron a manos de los plebeyos hasta después del año 1500? Entonces, si la gente no podía leer y escribir y la mayoría de la iglesia, incluidos sus líderes y gran parte de la sociedad eran pobres, con todo esto ¿cómo existía la iglesia sin versos bíblicos para citar? No hubo seminarios hasta que la Iglesia Católica construyó el primero en 1567. ¿Cómo se capacitó a los líderes durante los primeros 1500 años de la Iglesia? Estas son algunas buenas preguntas para reflexionar.

Memorice todos los versículos de la Biblia que desee, pero si no ha recibido una nueva palabra del Señor, no tiene su armadura completa. En el mundo hispano dejan una biblia abierta en la casa para alejar a los espíritus malignos. El diablo se ríe de esa tontería. La casa de mi hermano está llena de cruces de madera en su diseño y las tablas del piso están alineadas debajo de las páginas de la Biblia para que el predicador que la construyó pueda “caminar sobre la palabra”. Nada de eso lo ayudó cuando quedó atrapado en un adulterio con su secretaria y perdió su hogar, esposa, familia y su ministerio.

Usted estará de acuerdo conmigo en que la necesidad número uno de la Iglesia hoy en día es que necesitamos discípulos. Hagamoslos como lo hizo la Iglesia durante los primeros 1500 años. No los hace orientados a la Biblia, los hace orientados a una Persona y a relacionarse con Cristo, su Señor y Salvador.

Con mucho amor,

José Bosque

 

 

La Adoración de la biblia es Idolatría.

[i] No menos importante es: “¿Quién reforma a los reformadores?” Todos los grupos piensan que tienen la última palabra de Dios, una proposición fundamentalmente intoxicante.

[ii]   Rom. 8:19.

[iii]   Sal. 34: 8.

[iv]   Mate. 5:13.

[v]   2 cor.2:16.

[vi]   Rom. 8:19, 2 Cor. 4: 10-11.

[vii] Juan 5: 39-42, Juan 14: 6, 1 Juan 1: 1-3.

[viii] AW Tozer, Claves para una vida más profunda, 1957.

[ix] Paul Tournier. La curación de las personas.  Nueva York: Harper and Row, 1965, 42.

[x] Peter Leithart. Contra el cristianismo. Moscú: Canon Press, 2003, 16.

[xi] Ibíd., 99-100.

[xii] En el sentido de utilidad para el propósito del reino, no en el sentido de sus afectos.

[xiii]   Eph.3:19.

[xiv]   Heb.6: 5.

[xv]   Heb.10:24.

[xvi]   Mateo 5:16; Santiago 2:18, 20, 26. Tengo entendido que las obras justificadoras de Santiago no están en conflicto con Pablo. Las obras a las que Santiago se refiere son las obras ante la humanidad, no Dios. Estas obras nos “justifican” ante los ojos y oídos del mundo y nos otorgan el derecho a ser escuchados (por ejemplo, Mateo 5:16). Nuestros comportamientos siempre hablarán más alto que nuestras filosofías: “Vea cómo se aman”.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.