Comportamiento Distintivo de quienes formaron parte del Camino

164

Antes que los primeros discípulos fueron llamados cristianos en el libro de los Hechos los creyentes se conocían como aquellos que pertenecían al “Camino.” La sociedad del primer siglo no los conocía por su doctrina ni sus enseñanzas. Ellos sí notaron que los seguidores de Jesucristo habían escogido practicar y vivir una vida diferente a la corriente del mundo de ese entonces. Por esa razón les pusieron el sobrenombre “los del Camino.” Que interesante saber que antes que existiera un credo o una doctrina que creer y obedecer existía una forma de vivir y camino que seguir.

Su “evangelio” era más practicado que predicado. Hoy las cosas se han torcidos y predicamos más allá de lo que vivimos como discípulos del Señor Jesucristo. No tenían biblias, no tenían tratados, no tenían cultos y servicios, no podían leer, pero si podían vivir de tal manera que se reconocía que habían escogido otro camino.

Se les llamaba los del “Camino” porque vivían diariamente lo que creían. No tenían reuniones, pero si vivían la vida en Cristo 24 horas al día 7 días a la semana. Ellos no se entregaron a una religión diferente sino a una relación diferente con Su Creador.

Oh, como mi corazón arde y anhela por la simpleza de esos primeros días. El calor y amor de los primeros discípulos hacía que nadie se sentía solo y el débil se podía recostar en la fuerza y la fe de los fuertes y maduros. ¡Fuera! Le decían a ese espíritu juzgador, elite y farisaico. ¡Que lindo hubiera sido crecer en ese ambiente!

Lo único que lamento es cuantos años han pasado para llegar a este entendimiento. Aun así, no voy a desperdiciar ni una gota de ese néctar que da vida y que proviene de la raíz que es el Señor Jesucristo.

Vamos a mirar cual eran esas características distintas pero esenciales de aquellos que se les decía ¨los del camino. ¨ Pero consideremos una pregunta primero. ¿A que costo se entregaba una persona al ¨Camino¨ en esa sociedad y bajo el gobierno romano del primer siglo?

¿Por qué una persona estaría dispuesta a perderlo todo para seguir una nueva religión formada por esclavos y pobres que seguían a un judío crucificado? ¡Si eso era todo no lo harían!

 

No lo harían a no ser que con amor habían sido invitados a participar y gozar de estos 10 principios distinguidos de los seguidores del Camino.

  1. Fortaleza bajo persecución y presión-

Primera de Corintios 1 los describe como la escoria de la sociedad. Siendo los más bajos en rango los ponía bajo una vida de abuso y maltrato. Aun así, se mantenían fuertes en media de la persecución.

  1. No temían a la muerte: no estaban apegados a las cosas terrenales.

¿Qué le vas a quitar al que no tiene nada y vive en esperanza de tener el privilegio de no sufrir más y poder morir por su fe?

  1. Mantienen una comunidad unida donde reinaba el amor y el perdón.

Ellos no llevaron las divisiones de clases que existían en el primer siglo al Camino sino todos recibían el mismo trato y respeto

  1. Su vida producía Pureza Moral: El Espíritu en ellos no tenía deseo por las cosas de la carne.

Su dependencia al La Voz del Espíritu aseguraba que la vida de la iglesia y el amor al prójimo resulte en una vida santa.

  1. Carácter del liderazgo Sin control/Sin poder abusivo

Los lideres del Camino eran los primeros a servir los santos y no buscaban su propio bien. Estas cosas hacían que la sociedad del primer siglo tome nota.

  1. Se preocupaban genuinamente el uno por el otro: Se veía cómo se amaban

El amor genuino no se puede enseñar. El amor de ellos era prueba de que cada día el Dios que es amor crecía más en ellos.

  1. Vivian rodeados de señales, maravillas y sanidades que produce alegría y satisfacción interna.

Imagínate la esperanza que siente uno al ver que los pobres enfermos y endemoniados se sanan. También la satisfacción interna que siente el que Dios usa.

  1. Tenían una esperanza de vida más larga: vivían más tiempo, tenían menos estrés y preocupaciones.

El mundo del primer siglo buscaba su paz en lo externo más los discípulos del Camino encontraban paz interna en medio de cualquier dificultad. Sin estrés y sin las enfermedades sexuales del primer siglo ellos llegaban a una vida más larga.

  1. La entrada estaba abierta a todos sin prejuicios – La evangelización de los del camino fue estructurada relacionalmente: sin agendas/sin proyectos

La vida del primer siglo reserva todo lo bueno para los ricos. En muchos lugares no se podía entrar o no se podía participar. Los discípulos del camino te invitaban a cenar porque te amaban no porque querían hacerte un prosélito.

  • Los débiles estaban protegidos en la comunidad. ancianos, mujeres y niños

En el mundo del primer siglo los débiles formaban parte de las clases más bajas de la sociedad. Los ancianos, las viudas y los huérfanos tenían muy poco valor. Pero no era así entre los del camino ellos, como su Señor, protegían y cuidaban los débiles

Por la gracia de Dios estamos hoy en el siglo 21. ¿Que si hacemos la misma pregunta a las personas de esta sociedad?  ¿Qué dirían del cristianismo con todas sus divisiones?  ¿Qué dirían de un evangelismo que mucho se predica pero que pocos obedecen? ¿Qué dirían de la falta de amor palpable entre los creyentes de hoy?

¡¡La cosa esta tan mal que los que están adentro están buscando como salir!!

Únete conmigo y vamos a proceder a un mejor camino que el que hoy se auto llama “La Iglesia.” Este mundo y toda creación espera la revelación de los hijos de Dios. Esto quiere decir que si lo ven lo van a seguir. ¡Empieza en mi Señor!

Con mucho amor,

Jose L Bosque

Avivamiento@aol.com

Un agradecimiento especial a Maria Padilla por ayuda con la traduccion u a Steve Crosby por su contribución en el nacimiento de esta enseñanza acerca del Camino.

1 comentario
  1. […] que la Vida Orgánica tiene que ver más con el caminar un Camino que con aprender una Doctrina, entonces nuestro ejemplo o lo que presentamos en nuestra vida diaria […]

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.